Broke Back Mountain

Peliculas gays

Libro

La novela, de un vistazo

Brokeback Mountain es una historia corta escrita por Annie Proulx en 1997, que retrató a dos ganaderos de Wyoming, Jack Twist y Ennis Del Mar, comprometidos en una relación homosexual que comenzó en los años 60 y duró hasta los 80. Este cuento le dio a la gente una mirada diferente de la sociedad de vaqueros y cómo los hombres de la frontera posiblemente buscaron amor y afecto.

El uso del escenario en esta novela corta contribuye a su ubicación dentro del canon literario gay estadounidense posterior a 1945. A diferencia de la mayoría de las novelas homosexuales durante este período de tiempo, esta historia tiene lugar completamente en un entorno rural en lugar de narrar el movimiento del personaje principal de un pueblo pequeño a una gran ciudad. El entorno rural contribuye a su impacto literario y cultural, así como justifica su ubicación dentro del canon literario gay estadounidense posterior a 1945. El entorno rural diferencia a Brokeback Mountain de otra literatura gay posterior a 1945 y desempeñó un papel fundamental en el impacto cultural de la adaptación cinematográfica.

Gracias a esto, la relación de Ennis Del Mar y Jack Twist solo tiene lugar en varias partes de Wyoming, evitando que cualquiera de los dos se convierta en parte de una comunidad homosexual. Se ven obligados a navegar por su propia relación mientras viven en comunidades rurales intolerantes con las relaciones homosexuales. La falta de una comunidad de aceptación evita que los personajes se vean expuestos a cómo son otras relaciones homosexuales y crea una abrumadora sensación de aislamiento.

El vasto y hermoso paisaje también enfatiza la soledad y el aislamiento que sienten los personajes. Ennis y Jack no encuentran la aceptación de los demás y deben pasar su tiempo juntos en secreto. La abrumadora extensión de la naturaleza también crea la sensación de que Ennis y Jack son marginados de la sociedad. La amenaza de violencia de su comunidad rural impide que Ennis y Jack revelen su relación con los demás y limita su relación a breves viajes a la naturaleza.

La descripción de un romance homosexual en medio de un entorno rural agrega un giro único a la típica historia occidental.  La homosexualidad normalmente no se asocia con los vaqueros en la sociedad estadounidense, lo que se suma al significado de la historia como una representación alternativa de la vida homosexual en Estados Unidos. El espacio abierto de Wyoming, en contraste con la necesidad del secreto, enfatiza la lucha de los personajes con su sexualidad.

A medida que se desarrolla la relación de Ennis y Jack, la transición de espacios abiertos a lugares domésticos confinados refuerza el concepto de pérdida de libertad y la opresión de la comunidad en la que viven. Muchos lectores y audiencias pueden haber visto anteriormente la homosexualidad como más conectada con las interacciones humanas y encontrada principalmente en la vida de la ciudad en lugar de la vida rural. La imagen de dos hombres homosexuales en la zona rural de Wyoming sorprendió a muchos espectadores y provocó una lluvia de respuestas sobre esta historia.

Sinopsis

El film, de un vistazo

La película de Ang Lee, Brokeback Mountain, es una historia de amor que comienza en 1963 y nunca termina. En la primera escena, un vaquero se para contra una pared en Signal, Wyoming, con el sombrero hacia abajo como si se estuviera quedando dormido; otro compañero, apenas dejada atrás la adolescencia, aparece en un viejo camión tosiendo y se une al juego de espera. Ambos buscan trabajo. 

Al fin, conocemos sus nombres: Ennis del Mar (Heath Ledger) y Jack Twist (Jake Gyllenhaal). Ambos son contratados para el verano, para atender a los rebaños en Brokeback Mountain, y ahí es donde los seguimos para el primer acto idílico de su historia.  Una noche, un borracho Ennis comparte la tienda de Jack y, en el calor de la noche fría, hay una inesperada y silenciosa bajada de pantalones, que acaba en un acto sexual inesperado entre los dos jóvenes. Y sin decir una sola palabra más sobre el tema, y aceptándolo con sus luces y sombras, pasan el resto del verano trabajando y enamorándose, viviendo su amor en las altas cumbres de la montaña lejos de todos los demás.

Pero al final del verano, el sueño se acaba. El deber llama; se van por caminos separados, se casan, uno en Texas, uno en Wyoming, y crían hijos. Ennis se casa con Alma (Michelle Williams), mientras que la esposa de Jack es una jinete de rodeo llamada Lureen (Anne Hathaway), cuyo guiño, desde la silla de montar, es el más descarado de la película. Después de cuatro años, los dos hombres, como están ahora, se vuelven a conectar y, a partir de entonces, se encuentran cuando pueden. 

El momento más aplastante llega cuando Alma mira desde la puerta y atrapa a su esposo besando a su amigo, con una necesidad rabiosa que nunca antes había visto; a partir de ahí, el matrimonio de Ennis empieza a hacer aguas, mientras Jack sigue manteniendo el suyo a duras penas con las pullas de su suegro, que no deja de hacerle referencias homofóbicas. Finalmente, Alma pide el divorcio a su marido y Jack, al saberlo, acude junto a Ennis para pedirle que se vayan a vivir juntos lejos, pero él se niega, aterrorizado por la historia de un homosexual que fue apaleado y asesinado en su pueblo hacía años, y temiendo que se repitiera su historia, amén de no querer que sus hijas tuvieran que pasar por todo ese proceso y que ni siquieran lo dejaran verlas si se sabía lo de su relación. Acusa a Jack de haberlo convertido en un invertido, y tienen una pelea, donde se golpean y ambos acaban con heridas, y se despiden en malos términos.

Un tiempo después, a Ennis le devuelven una postal que había mandado a Jack, con el sello de «fallecido«. Va a Wyoming, donde se entrevista con la viuda, que le cuenta que tuvo un accidente mientras cambiaba una rueda pinchada; sin embargo, las imágenes que se entremezclan en la escena, dan a entender otra cosa bien diferente.